¿Qué hacemos?

Comparte esto con quien quieras

Optimizamos tu web para que ganes más dinero con el mismo tráfico. El objetivo es que consigas más de cada visita que tiene tu web. Te ayudamos a conseguir más registros, más clientes, más ventas, mayor pedido medio… y sin necesidad de conseguir más tráfico.

Tu Web Está Perdiendo Dinero, Ahora Mismo

La mayoría de webs trabajan por debajo de sus posibilidades, desaprovechan el tráfico y pierden dinero. A menos que consigas 100 clientes de cada 100 visitas, puedes mejorar tu conversión. Esta es la premisa sobre la que basamos todo nuestro trabajo.

En algunos casos pequeños cambios conseguirán grandes incrementos en la conversión de tu web. En otros costará algo más de esfuerzo. Pero el resultado final de nuestro trabajo siempre es el mismo: más ventas, más registros, más clicks.

El Tráfico Web No Siempre Genera Ingresos

Generar más tráfico para tu web es difícil y en la mayoría de los casos cuesta mucho dinero (SEO, PPC, redes sociales…). No sirve de nada tener mucho tráfico si no consigues más clientes o más ventas.

Si consigues mejorar la conversión de tu página web, estarás consiguiendo automáticamente más dinero. Con el tráfico que YA tienes, sin gastar ni un euro de más en publicidad o en posicionamiento en buscadores.

Nada de Opiniones: Ciencia

Nuestro método para generar más ingresos consiste en 4 pasos muy simples:

1. Analizamos tu web.

Analizamos tu página web desde el punto de vista de la conversión. Detectamos errores comunes o no tan comunes que te hacen perder dinero. Además, estudiamos el comportamiento de tus visitantes cuando llegan a tu web. Podemos saber en qué zonas de tu web se detienen a mirar, en qué enlaces hacen clic, cuáles ignoran, e incluso qué zonas no ven en absoluto.

Mapas de rastreo web

2. Proponemos mejoras.

Gracias a este análisis generamos propuestas de mejora para aumentar tu conversión. Cualquier mejora se basa en datos e hipótesis, nunca en suposiciones o en opiniones.

3. Probamos los cambios.

Probamos los cambios propuestos con split testing: generamos 2 versiones de tu web, la original (control) y la que incluye el cambio propuesto (tratamiento). A la mitad de tus visitantes les mostramos el control, y a la otra mitad el tratamiento. Después de un tiempo adecuado comprobamos si el tratamiento propuesto ha generado más dinero/visitas/clicks/registros que el control.

4. Te explicamos los resultados.

Si el tratamiento es efectivo aceptamos el cambio y lo establecemos para siempre. Si no, la web se queda como está. En ambos casos el siguiente paso es volver al punto 1. Porque la conversión siempre se puede mejorar.